jueves, 19 de septiembre de 2013

ILUMINACIÓN DE CÚPULAS DE LA DIAGONAL NORTE

En el marco de los 100 años que este año cumple la Diagonal Norte, llamada en realidad Roque Sáenz Peña, desde que se inició su construcción en 1913, se puso en marcha un proyecto para iluminar por la noche las cúpulas más emblemáticas de la tradicional avenida. La iniciativa forma parte del programa de Recuperación de Fachadas y de puesta en valor de Diagonal Norte y Florida.

Los edificios son de los años '20 y se encuentran en el cruce de la avenida con la peatonal Florida. Los edificios “La Equitativa del Plata” (actual sede del Ministerio de Ambiente y Espacio Público), “Miguel Bencich y Bencich” y el “Banco de Boston” (actual Banco ICBC) fueron los elegidos para la puesta en valor e iluminación con lámparas LED, de diferentes intensidades y luz blanca, que fueron colocadas el mes pasado. En el caso de Bencich y Bencich sólo se iluminará una de las cúpulas, porque la otra debe ser reparada.
La Equitativa del Plata es un inmueble con oficinas de estilo art déco construido en 1929. La cúpula fue muy criticada en su época. El Edificio Bencich con dos cúpulas de gran altura es creación del arquitecto Eduardo Le Monnier. Mientras que el Banco de Boston fue ideado por los arquitectos Paul Chambers y Louis Thomas, quienes usaron piedra calcárea para su fachada y una gran puerta de bronce con un peso de cuatro toneladas.
La avenida Roque Sáenz Peña tiene la característica de ser la vía que une la Casa Rosada (sede del Poder Ejecutivo) con el Palacio de Justicia (sede del Poder Judicial). Su nombre es un homenaje al presidente argentino que sancionó la ley que lleva su nombre y que estableció el voto universal, secreto y obligatorio en 1912. Tanto la Diagonal Norte como la Diagonal Sur, llamadas así por la dirección que toman desde la Plaza de Mayo, fueron ideadas a comienzos del siglo XX, como una manera de “airear” la Ciudad y copiar el entramado de París.
Incluso el diseño de Diagonal Norte tuvo la colaboración del arquitecto francés Joseph-Antoine Bouverd.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada