jueves, 19 de diciembre de 2013

PATRIMONIO HISTÓRICO: LOS MOJONES DE LA AVENIDA GENERAL PAZ

En la colectora de la Avenida General Paz, en el límite con  Provincia, se pueden observar unos objetos de hierro fundido, instalados algunos en las veredas, en las esquinas o empotrados en la pared.  Son  mojones que tienen una gran importancia histórica, a pesar de  que ahora pasan inadvertidos o son observados con  cierta indiferencia.

Mojones
La palabra deriva del hispano-latín Mutulus, cabeza sobresaliente de una viga. Voz, quizás tomada del etrusco y probablemente con parentela en vasco: muturr, hocico, morro.
El amojonamiento es el acto de colocar hitos, mojones o cualquier señal que indique  los términos, límites o líneas divisorias del territorio.
En 1824 se especificó que se debía utilizar para amojonar la piedra sillar, pero como este material era escaso en el país,  a partir de la segunda mitad del siglo XIX, se adoptó el hierro.
Mojones de la General Paz
La Avenida General Paz tiene una forma poligonal que está determinada por los mojones A, B, C, D, E que se colocaron en los puntos de quiebre de la línea de circunvalación.
Cada mojón tiene una altura aproximada de 0,80  y un ancho de 32 cm por lado. De un lado tienen la inscripción “Capital Federal” y del opuesto “Provincia de Buenos Ayres”.  Un tercer lado indica el kilometraje y en el opuesto el número de mojón.
Del total de mojones colocados hoy quedan tan sólo 10. Subsisten dos que tienen la rareza de estar empotrados en la pared. Como dato curioso se puede decir que el vecino duerme y vive en la provincia, pero cuando sale de su casa ya está pisando en territorio capitalino.


Fuente: www.barriada.com.ar  Por Susana Boragno publicada en el Diario La Nación, Suplemento Campo- Rincón Gaucho el 30 de noviembre de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada