jueves, 7 de febrero de 2013

PROYECTO: DECLARACIÓN DE PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD A LA AVENIDA DE MAYO Y LA LINEA "A" DE SUBTE

El pasado 25 de enero,  más de 40 ONG´S que conforman la RED X EL PATRIMONIO, vecinos y Comuneros de distintos barrios, presentaron a  la Sra.  Presidenta de  la Nación  Dra. Cristina Fernández de Kirchner, una nota solicitándole que promueva las acciones conducentes a la  inclusión del conjunto patrimonial compuesto por el eje Avenida de Mayo / estaciones históricas de la Línea A, con sus cocheras y talleres, y la flota completa de “Las Brujas” (coches Les Brugeoise) en  la Lista Tentativa del Comité del Patrimonio de  la Humanidad  de UNESCO para la posterior sustanciación del correspondiente expediente de nominación.

FUNDAMENTOS

La Avenida de Mayo, situada en el barrio porteño de Monserrat, fue el primer bulevar que tuvo la Ciudad de Buenos Aires y la columna vertebral del centro histórico y cívico de dicha urbe y que marcó el cambio de aldea a metrópolis de Buenos Aires. Nació opulenta y majestuosa y se transformó con el tiempo en símbolo de las relaciones argentino–españolas, y en escenario de todas las manifestaciones sociales porteñas.
Se inauguró en 1894 con el pretexto de que sirviese de pulmón de la población que se concentraba dentro del sector central de la urbe y fuera además la vidriera de presentación de la ciudad al mundo.
Su realización se inspiró en los bulevares de Paris, pero la caudalosa vertiente inmigratoria española tipificó su carácter hispánico al poblarse de teatros de zarzuelas, cafés similares a los de Madrid, ateneos, asociaciones literarias y peñas formadas por ellos, influyendo en su arquitectura, razón por la cual se la suele comparar con la Gran Vía madrileña.
El decreto del Poder Ejecutivo Nacional nº 437 del año 1997 declaró la Avenida  de Mayo como Lugar Histórico Nacional, lo cual implica que no se pueden alterar las fachadas de los edificios ni poner determinadas publicidades y marquesinas. Todo aquello que modifique las estructuras debe ser previamente aprobado por la Comisión Nacional de Monumentos y Lugares Históricos.

Por otra parte, las 14 estaciones originales de la línea A, ahora tiene 16, tienen recubiertas sus paredes con azulejos color marfil decoradas con frisos de distintos colores, instalados en su momento para que la población, con un alto grado de analfabetismo, pudiera reconocer las estaciones. La estación "Plaza de Mayo" era celeste, "Perú" era de color crema, "Piedras" era verde y así sucesivamente hasta la vieja estación "Plaza Miserere", que también era celeste.




Los seis criterios necesarios para la UNESCO

I. Representar una obra maestra del genio creativo humano.
II. Testimoniar un importante intercambio de valores humanos a lo largo de un periodo de tiempo o dentro de un área cultural del mundo, en el desarrollo de la arquitectura o tecnología, artes monumentales, urbanismo o diseño paisajístico.
III. Aportar un testimonio único o al menos excepcional de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida.
IV. Ofrecer un ejemplo eminente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico o tecnológico o paisaje, que ilustre una etapa significativa de la historia humana.
V. Ser un ejemplo eminente de una tradición de asentamiento humano, utilización del mar o de la tierra, que sea representativa de una cultura (o culturas), o de la interacción humana con el medio ambiente especialmente cuando éste se vuelva vulnerable frente al impacto de cambios irreversibles.
VI. Estar directa o tangiblemente asociado con eventos o tradiciones vivas, con ideas, o con creencias, con trabajos artísticos y literarios de destacada significación universal. (El comité considera que este criterio debe estar preferentemente acompañado de otros criterios).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada