jueves, 19 de julio de 2012

BARRIOS PORTEÑOS: AÑO DEL CENTENARIO DE BARRIO PARQUE

El exclusivísimo punto aristocrático de Buenos Aires, que integra el barrio de Palermo, festejará su centenario, y vio crecer con los años su patrimonio paisajístico, arquitectónico, histórico, inmobiliario y económico. Delimitado por la Avenida del Libertador, entre Tagle y Cavia, y las vías del ferrocarril, es uno de los puntos más cotizados de la ciudad.
Silencioso y sin vecinos a la vista, se caracteriza por sus calles empedradas, angostas y curvas; sus mansiones y palacetes, y sus muchos árboles.
El valor de las propiedades en Barrio Parque figura entre los más altos de la ciudad. Sólo podría equipararse con algunos tramos de la Avenida del Libertador, como la plaza Alemania, con la avenida Alvear o algunas modernas construcciones en Puerto Madero. Sin embargo, la exquisitez de sus construcciones y el valor patrimonial de sus edificaciones lo hacen único.
El metro cuadrado en la zona cuesta entre 3600 y 7000 dólares.

Palermo Chico fue diseñado en 1912 por el arquitecto paisajista Carlos Thays, que imaginó un Buenos Aires distinto, con un diseño de curvas y diagonales, y mucho verde. Por sus reminiscencias francesas, en sus comienzos se lo conoció como Barrio Grand Bourg. El proyecto original firmado por Thays, denominado Barrio Parque, está fechado el 11 de diciembre de 1912.
En los terrenos utilizados para los festejos del Centenario en 1910 para la Exposición Industrial, Thays proyectó dos sectores diferenciados por el diseño de sus calles, a un lado y al otro de la entonces avenida Centenario, hoy Figueroa Alcorta. El sector al Sur se organizaba alrededor de una plaza pública con una marcada simetría, mientras que el sector al Norte tenía un plano radial con el eje en una manzana redonda.
A partir de la década de 1940, el barrio comenzó a cambiar su perfil, y comenzaron a construirse los edificios de departamentos, tanto en terrenos que aún estaban sin ocupar, como sobre los que tenían casas que fueron demolidas. En la actualidad, abundan los edificios modernos, particularmente sobre las Avenidas del Libertador y Figueroa Alcorta, donde también está el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires).
Se destaca por el trazado curvo e irregular de sus calles, abundantes espacios verdes, embajadas (España, Albania, Suiza, Italia, Suecia, Bélgica, Polonia, Eslovaquia, Portugal, Grecia, Canadá, Turquía, Arabia Saudita, Uruguay, Chile, Corea del Sur e Indonesia), la zona donde se encuentran estas embajadas es conocida popularmente como "La zona de las embajadas".
Allí se construyeron grandes residencias sobre amplios lotes, como el palacio Errázuriz, donde hoy funciona el Museo de Arte Decorativo, o la actual embajada de España, así como petit hotels y casas de estilo Tudor.
 
Click para agrandar imagen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada